Al borde de la Pampa Húmeda

Viajando a Buenos Aires la semana pasada, me encontré con el atardecer al borde de la pampa húmeda entre General Acha y Quehué, un desvío que tomo siempre para evitar el tránsito por la ruta 35. Acá encuentro tranquilidad y hermosos paisajes, y tiempo para parar si puedo conseguir una buena foto.

La región pampeana es el corazón económico de nuestro país, muy a pesar de muchos. El pasado, presente y futuro de Argentina pasa por acá. Son unos 450000 km2 de llanuras fértiles, capaces de alimentar a cientos de millones de personas. Casi tan grande como la Península Ibérica, imagínense. Nos aporta una producción renovable, que contrasta con lo efímero de los combustibles fósiles o de los minerales.

Conocí gente en muchas partes de esta región y me he llevado siempre gratos recuerdos. Tiene algo especial y bueno el habitante de las pampas.

En todo esto venía pensando cuando pasé de largo este campo, retrocedí y bajé para fotografiar el paisaje dorado del atardecer:

Atardecer entre Quehué y Acha, al borde de la Pampa Húmeda.

También me atraía la inmensidad del entorno de la ruta 9, vacía de autos:

Ruta 9 entre Quehué y Acha

Hice unos kilómetros más, pasando Quehué, y mirando por el espejo retrovisor tampoco pude resistir parar y registrar los colores en el horizonte cuando el sol ya había desaparecido:

Atardecer en Quehué

Muchas gracias por mirar.

Mariano

Comments

  1. Maria says:

    Como siempre, fantásticas tus fotos Mariano!!!!

Dejar una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: