Aquella laguna perdida en el mapa

Pasamos varios días en el norte neuquino, este era nuestro segundo viaje junto con mis queridos amigos Pablo, Claudio y mi perra Loba, compañeros de tantas aventuras. Estábamos haciendo noche en Manzano Amargo y mirábamos el mapa cuando decidimos visitar al día siguiente aquella laguna perdida en el mapa: Vaca Lauquen.

Madrugamos así salíamos temprano para aprovechar la mayor cantidad de horas posibles en el lugar, y también teniendo en cuenta que había que vadear un río y un par de arroyos con la camioneta para poder llegar. En esta foto la camioneta y el bote previo al cruce del Nahueve al amanecer:

Cruzando el río Nahueve

En el video a continuación se puede ver el cruce. El río no estaba alto así que no fue ningún problema:

 

Una vez del otro lado, nos encontramos con este puesto de veranada de un criancero, que son pastores transhumantes de chivos que trasladan periódicamente sus rebaños hacia la veranada (tierras altas que fueron cubiertas por nieve en el invierno) entre diciembre y abril; o la invernada (tierras bajas donde es menos frecuente que nieve en invierno) el resto del año:

Criancero en el norte neuquino

Llegamos sin mayores dificultades a la laguna, atravesando un paisaje espectacular. Una vez ahí, bajamos el bote y nos dedicamos a recorrerla en toda su extensión. El día estaba increíblemente bueno, no había viento y hacía calor. Con mínimas correcciones de los remos fuimos navegando toda su costa norte. La superficie del agua estaba muy calma, y la foto a continuación es el detrás de cámara de esta foto:

Dolce far niente. Aquella laguna perdida en el mapa

En Vaca Lauquen está permitido sacrificar truchas, y queríamos almorzar un par que pudiéramos pescar. La sorpresa fue que ese día no tuvimos un sólo pique. Claudio, alias “el Negro”, nos había preguntado si queríamos llevar algo de comida pero le dijimos que no, que nos arreglábamos con lo que pesquemos… Al mediodía no habíamos tenido suerte, pero el Negro nos sorprendió sacando carne y verduras para comer, no nos tuvo fe pero nos salvó del hambre…

Como nos enteramos a lo largo de los días, el norte neuquino tuvo una presión de pesca desmesurada y se había resentido el pique en los lugares que tuvieran una mínima posibilidad de acceso.

A la tarde iniciamos el regreso, del cual conté algo en esta publicación de mi blog. Desde un sector alto tuvimos una visión plena del valle del río Nahueve, el cual habíamos vadeado a la mañana:

Franjas de la estepa patagónica

En la próxima publicación subiré algunas fotos más de aquél atardecer tan maravilloso que tuvimos la suerte de presenciar.

Muchas gracias por mirar.

Mariano

Comments

  1. Jorgeenqn says:

    Impresionante Mariano, muy buenas tus fotos. Soy viajante y conosco todo el corredor del Norte Neuquino, sueño con hacer realidad mi deseo re tener una cabaña pegadito al Rio Nahueve. Seguí compartiendo tus imagenes, un abrazo!!!!! Jorgeenqn

    • Muchas gracias Jorge. Qué bueno que disfrutes los lugares que recorres con tu trabajo. Ojalá puedas hacer realidad ese sueño, el Nahueve es uno de los ríos más hermosos que conozco. Te mando un abrazo

  2. stella maris says:

    FELICITACIONES MARIANO!!!!!MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR TUS VIAJES ,ME ENCANTA TU BLOG,QUE MARAVILLA LO QUE PUBLICAS Y TUS COMENTARIOS TAN LINDOS,ME ENCANTA EL SUR ,ME APASIONA ,GRACIAS NUEVAMENTE!!!MIS SALUDOS,STELLA MARIS.

  3. Que bello todo lo que publicas…..

  4. Vera Stojanoff says:

    Una maravilla todas las fotos….Empiezo con una….y sigo…sigo…No puedo dejar de mirarlas. Y leer las historias. Muchas gracias por compartir tus experiencias!

  5. Maravillosas las fotos, nos hacen enamorar mas de nuestra hermosa Patagonia.

Dejar una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: