El cielo de Dios

El cielo de Dios y el mesías verdadero.
Por Gustavo Scattareggia.

“Dios totalmente se hizo hombre hasta la infamia, hombre hasta la reprobación y el abismo. Para salvarnos, pudo elegir cualquiera de los destinos que traman la perpleja red de la historia; pudo ser Alejandro o Pitágoras o Rurik o Jesús; eligió un ínfimo destino: fue Judas”.
(Tres versiones de Judas. J.L. Borges)

Un hombre que es universal pero le corresponde a esta tierra salvaje, compuso a un teólogo que promueve a Judas, en lugar de Jesús, como enviado de Dios. Para Niels Runeberg, Cristo es un vehículo para que el mesías verdadero alcance la execración total, para ser completamente hombre y así salvar a la humanidad.

La imperfección le está vedada a Dios: ese cielo del Limay Medio capturado por Mariano (que por cierto será Zahir si insiste en reflejar los rostros ocultos de Dios); encierra momentos de perfección del universo: un atardecer con colores infernales; una tormenta que se debate con el paisaje, un cielo de libélulas, una frontera de oscuridad y desolación y una obstinación de estrellas que niega esa oscuridad, para confirmar la perfección sobre la perfección. Ese cielo de cielos ilustra la imposibilidad de Dios de acceder a la imperfección y lo obliga a crear hombres a quienes los inquieta la traición y la autoexterminación. Ese cielo perfecto como Cristo, que encerraba la divinidad y la humanidad en sí mismo, nos conmueve a ser hombres; a buscar un horizonte de aventuras y de pecados, lejos de la santidad y la perfección.

El cielo de Dios

————————

La foto es en el valle del río Limay Medio durante una tormenta muy intensa que cayó sobre la Patagonia norte, y es la tercera y última de una serie sobre este fenómeno meteorológico. La primera la pueden ver en este link, y la segunda en este otro. Es una exposición prolongada de 30 segundos, con la cámara sostenida por trípode, una longitud focal de 16mm y apertura de f/4, y una sensibilidad de iso 3200. Usé mi cámara Sony a7II, junto con el zoom Sony FE 16-35mm f/4.

Muchas gracias por mirar y leer.

Mariano

Comments

  1. Todas las fotos son hermosas. Ahora, que no vivo en las tierras Patagónicas, tus fotos me acercan a esa zona entrañable. ¡Gracias!

  2. Es muy bello Mariano Gracias por compartirlo

  3. MARTA says:

    NO ES NECESARIO MIRAR AL CIELO PARA VER A DIOS YO LO VEO EN EL ABISMO MAS PROFUNDO DE MI SER EN MI CORAZÓN ESPIRITUAL Y EL ALLI ME HABLA!!!!!! LO MATERIAL QUE ES LO QUE VEN ES SOLO MATERIA, BELLA PORQUE FUE CREACIÓN DE ÉL PERO NO NECESITAMOS REMONTARNOS TAN ALTO PARA ALCANZARLO, ESTÁ EN EL INTERIOR DE CADA UNO ESPERANDO SER ENCONTRADO ACEPTADO Y ADORADO!!!!!!

  4. Gerardo Castro says:

    Es de una belleza que me deja sin palabras. Gracias por tu arte

  5. Silvia Clara Zucchini says:

    A veces la naturaleza se viste de nuestro Dios Grande, ese que nos representa a todos los humanos, llame como se llame,
    y dentro de un caos aparente nos brinda una película con escenas maravillosas, que solo una persona despierta,
    logra ver y luego a través de su cámara nos puede regalar a todos !!.
    A eso lo llamo Magia, magia de la vida…esa que es solo en ese momento….no hay otra !!
    Un abrazo

    • Muchas gracias por tus palabras Silvia!!. Te mando un abrazo

    • “A veces la naturaleza se viste de nuestro Dios Grande, ese que nos representa a todos los humanos, llame como se llame,
      y dentro de un caos aparente nos brinda una película con escenas maravillosas, que solo una persona despierta,
      logra ver y luego a través de su cámara nos puede regalar a todos !!.
      A eso lo llamo Magia, magia de la vida…esa que es solo en ese momento….no hay otra !!” (-Silvia Clara Zucchini-) Creo que Silvia Zucchini ha logrado describir con cada una de sus palabras, sin desperdicio alguno, lo que se siente ante la magnificencia desplegada por el Creador y que gracias a Mariano, este enorme cazador de imágenes increíbles, podemos apreciar.

  6. Sigo disfrutando de tus fotografias espectaculares de los lugares que tanto quiero un abrazo Marlis

Dejar una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: