Entrando en la Buitrera

El Cañadón de la Buitrera queda en plena estepa chubutense. Es una meca de los escaladores, que en los últimos años lo han descubierto por sus características especiales para este deporte: paredes rocosas lo suficientemente resistentes para que no se desmoronen al subir, y muy altas, ya que tiene sectores que fácilmente superan los 200 metros de altura.

Cuando uno va entrando en la Buitrera, de a poco advierte lo que les contaba. No son personas ruidosas, no se hacen notar, cada tanto cruzan el sendero de a puñados. En el momento que creemos estar en absoluta soledad, se oye una exclamación desde un rincón de las rocas que nos recuerdan que no estamos solos. Durante el atardecer que visité este sitio, en enero de 2014, la actividad era intensa, supongo que al bajar el sol se dan las mejores condiciones para la escalada. Aún así uno puede estar consigo mismo, nadie molesta a los demás, una manera perfecta de disfrutar este lugar sorprendente.

Estaba absorto en esto cuando apareció la Luna entre las paredes rocosas, una presencia que me iba a acompañar aún más cuando se hiciera de noche, iluminando lúgubremente el suelo:

La luna en enmarcada en el cañadón

Cuando me encuentro en mi soledad, los pensamientos van y vienen, muchas veces me llevan a los recuerdos de mi niñez, cuando leía a Asimov, Bradbury, Verne, Doyle, Salgari… Me resultó inevitable ver jeroglíficos en estas formaciones rocosas; jeroglíficos que nos dejó la naturaleza para que descifremos parte de su pasado:

Jeroglíficos

Adentrándome más aún y con el sol ya fuera del cañadón, vi esta escena que imaginé lúgubre, creo haber estado en las mismísimas puertas del infierno:

Las Puertas del Infierno

Finalmente, y momentos antes del regreso, los últimos rayos de sol llenaron de colores estas nubes, como si le dieran forma a un espíritu del cañadón:

El Espíritu del Cañadón. Entrando en la Buitrera

El sendero de vuelta lo hice bajo la luz de la luna, no era necesario ayudarse por una linterna, salvo en lugares puntuales.

Quiero volver cuanto antes a este lugar.

Muchas gracias por mirar.

Mariano

Comments

  1. Mariel Paz says:

    Que fotos Mariano, y tu narraciòn de los momentos vividos en esos lugares, lo hace aùn mas interesante, realmente eres un grande, muchos saludos, Mariel Paz

Dejar una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: