Esperando la noche

La semana pasada publiqué la primera parte de la visita a la meseta de El Cuy. A continuación, el resto de la historia.

Luego de llegar a lo más alto del camino, comenzamos a avanzar en dirección a Cerro Policía. Mientras esperábamos la noche, en el horizonte todavía se reflejaban los rayos del sol que desaparecía:

Colores del atardecer en la meseta

Ya podíamos ver a simple vista una multitud de estrellas, y una exposición de varios segundos permitió captar el paso de un satélite sobre el cielo patagónico:

Esperando la noche en la meseta

Luego de pocos kilómetros llegamos al otro lado de la meseta, y tuvimos una vista panorámica del paraje de Cerro Policía. Podíamos contar fácilmente la cantidad de casas mirando sus luces. Me llamó la atención como se proyectaba una continuidad del pueblo hacia el horizonte, mientras en el firmamento asomaba el abismo infinito de las estrellas:

Crepúsculo en Cerro Policía

El frío rápidamente fue calando en nuestros huesos, a pesar del abrigo que llevábamos. Pero la espera dio sus frutos y pudimos obtener muchas imágenes maravillosas de la Vía Láctea, de las cuales muestro la que más me impactó, una multitud de estrellas y galaxias que iluminan el cielo:

Vía Láctea en meseta del Cuy

Obtener la foto anterior no es fácil con la cámara que usé en ese momento, una Olympus E-M1. A pesar que tiene muy buena sensibilidad a ISO alta, el tamaño de su sensor muestra limitaciones cuando se quiere captar mucha más luz de la habitual como pasa en la fotografía nocturna. Por eso usé además una montura motorizada marca Polarie, que una vez calibrada y con la cámara encima, gira lentamente siguiendo la rotación de la Tierra, permitiendo hacer fotos de muchos segundos de duración sin que las estrellas salgan borrosas. En este caso la exposición fue de ¡240 segundos!, cuando lo habitual hubiera sido de 30 segundos para que las estrellas “no se muevan”. La longitud focal fue equivalente a 14mm, la apertura de f/4 a ISO 1600.

Una de las ventajas de fotografiar la noche en invierno, es que el atardecer llega temprano, entonces pudimos regresar a nuestras casas pasadas las 24:00, y con tiempo para descansar.

Muchas gracias por mirar.

Mariano

Comments

  1. muy hermosas las fotos mariano , un abrazo

  2. Excelentes imágenes e interesante el blog. Cuando quieras venir por Río Colorado, hay lugares que creo te interesarían. Saludos y la invitación está hecha.

  3. Preciosas tomas, la de la Vía Lactea espectacular y maravillosa.
    saludos

  4. Anónimo says:

    Que puedo decir…Hermosas fotografías!!!

  5. que fotos increíbles!!!! La de las estrellas es una obra de arte, gracias por compartir

  6. Anónimo says:

    Belleza y magia….

Dejar una respuesta