Porque es mi forma de dejarte

El sol se va, y sin importar mis esfuerzos, llega la oscuridad. No hay nada que pueda hacer para cambiarlo, no puedo ser lo suficientemente rápido como para alcanzar los rayos de luz, y tampoco tendría sentido si pudiese hacerlo.

Pero tuve sol por un buen tiempo. Sentí ese abrazo mientras cerraba los ojos, eso por sí solo era suficiente. “No me dejes nunca”, me pidió casi en un suspiro. Podría haber hecho algo más, seguro que sí. Pero soy tan humano, tan limitado…

Y se viene la noche. Me pongo a pensar si estoy preparado para la noche. Es que viene oscura y fría, con promesas de pesadillas, de miedos irracionales, de rupturas y reproches. “Porque es mi forma de dejarte”, me dijo ella…

Y me dejo llevar.

Porque es mi forma de dejarte, en un camino cerca del Domuyo

Gracias por leer y mirar.

Mariano

PD: La foto es en un camino al atardecer cerca del volcán Domuyo, la montaña más alta de la Patagonia, en el norte neuquino.

Comments

  1. Sergio says:

    Mariano, muy groso. Mucha sensibilidad, tus come tarios son un excelente complemento de tus fotos. Gracias

Dejar una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: