Adiós año viejo

Otro año que pasa y ya estamos bien entrados en el siglo XXI. Cuando era chico me preguntaba qué sería de mi vida en el año 2000, que veía tan lejano. Hace rato que conocí la respuesta, y no era ni cercana a lo que podría haber imaginado.

A esta altura del siglo XX mis abuelos varones habían sido contemporáneos de una guerra mundial, que los terminó forzando a emigrar a un país lejano y desconocido. Uno de ellos decía que teníamos suerte de no tener guerras, ni volcanes, ni terremotos en este pedazo de tierra. Luego que él se fuera vino la locura de Malvinas, suerte que no le tocó vivirla.

Por supuesto que tenemos otro tipo de problemas, y en cantidad suficiente.

Pero trato de nunca olvidar esas circunstancias que los obligaron a dejar su lugar para venir a hacer una nueva vida en la Patagonia buscando paz, buscando prosperidad.

Como homenaje y agradecimiento dejo estas imágenes de atardeceres pacíficos en el Alto Valle del río Negro, que fui consiguiendo los últimos días de la primavera:

La calma antes de la tormenta. Adiós año viejo

 Continuar leyendo …

Un instante en el paraíso

“Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.”
Los conjurados: Prólogo, J. L. Borges.

Siempre trato de tener presentes las palabras de Borges, porque tengo una tendencia a dejar de apreciar las pequeñas cosas que nos hacen vivir esos instantes de paraíso. Creo fervientemente que si pudiera lograr una sucesión de esos acontecimientos estaría más cerca de una vida plena.

Les dejo un atardecer justo antes del invierno en el Alto Valle de río Negro:

La luna previa al invierno en el Alto Valle. Un instante en el paraíso.

Muchas gracias por mirar.

Mariano