El valor de esos momentos

Chacarera de las piedras
criollita como ninguna
no te metas en los montes
si no ha salido la luna.

Chacarera de las piedras, A. Yupanqui

Ese día había dejado pasar el atardecer, casi un pecado luego de haber aprendido tras muchos años el valor de esos momentos de luz única.

Pero la noche no se me iba a escapar. Esperé hasta que estuviera oscuro y salí en dirección al río Manso.

Encontré algo de tránsito por la ruta 40, hasta que tomé el camino de tierra pasando Villa Mascardi. Ahí era todo para mí: paraba cada tanto mientras apagaba todas las luces y trataba de divisar qué me mostraba el entorno.

Llegué hasta el puente sobre un arroyo que fluye hacia el lago Los Moscos, y supe que tenía mi primer foto.

La noche estaba muy agradable, y con apenas un poco de abrigo me sentía cómodo al aire libre. El ruido del agua dominaba, pero dejaba lugar para el canto de algunas aves de hábitos nocturnos y de la brisa que cada tanto bajaba desde los cerros:

El valor de esos momentos.

 Continuar leyendo …

Magia cordillerana

Ayer llegué a Bariloche. Durante un mes voy a estar viviendo en la base del cerro Catedral para disfrutar y fotografiar la zona.

Tengo varios objetivos en mi lista:

  • Subir al refugio Frey para hacer noche y sacar fotos nocturnas.
  • Caminar hasta Laguna Negra.
  • Pedalear los senderos de mountain bike del Catedral.
  • Pescar con mis amigos porque comienza una nueva temporada de pesca.
  • Conseguir varios videos time lapse de la mayor cantidad de lugares que pueda.
  • Navegar los ríos Manso y Limay.

Anoche comencé de a poco. Salí a caminar por Villa Catedral, que en esta época esta prácticamente desierta pero no necesariamente tranquila: De las sombras nocturnas apareció un perro grande que me hizo frente y, que a pesar de huir ante mi respuesta, sé que desde ahora es mi nuevo enemigo temporal; también se escuchaba música electrónica desde un asado que hacía un grupo de gente; y dos personas que charlaban en el estacionamiento del cerro, me devolvieron el saludo.

Un poco más allá

Unos metros más allá y alejándome de todo eso, comencé a subir siguiendo la antigua aerosilla doble. Ahora sí sólo se escuchaban sonidos de la naturaleza.

El cielo estaba despejado, y a pesar de la contaminación lumínica, se veían muchas estrellas por encima de la cumbre. Solo tuve que mirar hacia arriba para empezar a sentir la magia cordillerana:

Al infinito y más allá. Magia cordillerana.

Así que luego de un octubre con pocas publicaciones, esperen un noviembre lleno de fotografía.

Gracias por mirar.

Mariano

Por rutas australes

Llevo en el cuerpo una condena que siempre me echa a caminar.
Desaparecido, Manu Chao

Siempre hay una buena excusa para echarse a andar. En esta ocasión nos llevó a Pablo y a mí por rutas australes hacia Punta Arenas.

Después de haber pasado mucho frío, necesitaba conseguir buena ropa y calzado de abrigo a precios razonables y sabía que en esa ciudad no podía errarle.

Primero cruzamos la frontera por el paso Integración Austral. Luego de unos kilómetros nos detuvimos una vez más en la estancia San Gregorio:

El Amadeo - Estancia San Gregorio

 Continuar leyendo …