Mil paisajes en uno

Unos días atrás nos reunimos en un asado con amigos fotógrafos y viajeros para despedir el año y organizar una salida al norte neuquino en marzo próximo. El plan es recorrer la laguna Tromen y el cerro Wayle, además de Varvarco y los alrededores del volcán Domuyo con todas sus manifestaciones termales. La charla fue de un lado al otro, y en un momento nos encontramos hablando sobre la belleza del Alto Valle, que muchas veces no es tan evidente como la de la cordillera, pero que está ahí para el que quiera encontrarla.

Justamente una hora antes cuando me estaba yendo al asado, alcancé a presenciar un atardecer alucinante en el río. Estaba completamente nublado por una tenue capa de nubes que difuminaba la luz del sol en todas direcciones. No dudé en volver a buscar la cámara para registrarlo, y la foto que conseguí creo que es la que más me gusta de todas las que saqué en este lugar:

Mil paisajes en uno. Crepúsculo de tormenta

Tengo la suerte de vivir de prestado gracias a mi primo (mi hermano), en el lugar de los mil paisajes en uno, sobre la costa del río Negro.

El atardecer anterior fue el preludio de la tormenta que volvió a cambiar el paisaje al día siguiente:

Tormenta sobre el río Negro

Que también puede mostrar esta cara durante una fría mañana de Junio:

Junio en el río Negro

O estos colores en las nubes de Febrero:

Nubes de colores sobre río Negro

El río puede variar ampliamente su caudal, lo que aporta un grado más de belleza al entorno:

Amanecer frío en el río Negro

A veces parece que no hubiera nada más allá de los árboles costeros:

Amanecer neblinoso en el río

Y el cielo siempre tiene una sorpresa nueva para mostrar, es imposible no maravillarse permanentemente:

Atardecer rojo en el río Negro

Les mando un saludo desde el sur. Muchas gracias por mirar.

Mariano

PD: Para los dos primeras imágenes usé una cámara nueva, la Sony a7rII, que me voló la mente con el rango dinámico que tiene su sensor. Con esta cámara voy a poder imprimir bien grande 🙂

Invierno neuquino

Un tiempo atrás estuve viviendo en la ciudad de Neuquén. Aproveché el invierno neuquino para recorrer sus lugares más bellos. Indudablemente uno es el Paseo de la Costa sobre el río Limay inferior, donde me sorprenden los atardeceres cambiantes según la época del año y las condiciones climáticas. Les dejo esta foto al azar, un lindo recuerdo de esa época:

Atardecer en la Isla 132. Río Limay inferior, Neuquén capital. Invierno neuquino.

Muchas gracias por mirar.

Mariano

En el Mar – Parte I: Las Grutas

En este viaje visité Las Grutas, un lugar que significó mucho para mí en la adolescencia por muchos motivos:

  • La sensación de absoluta libertad que sentí por primera vez en mi vida, cuando me permitieron recorrer junto con mis amigos todos los lugares que quisiéramos. No era más un chico.
  • Mi primer novia en aquel verano del 86.
  • La certeza que mis primos eran como mis hermanos, a pesar de las aparentes diferencias irreconciliables que tenían nuestros padres.
  • Fui a mi primer concierto de música a ver Soda Stereo, una banda que pocos años después sería famosísima en toda América Latina.
  • La magia de experimentar el mar no sólo desde la playa, sino también buceando y navegando, caminando por lugares muy alejados y completamente salvajes. Como el poema de Jorge Luis Borges.

Levantarse temprano rinde mucho en la fotografía, la luz fantástica que podemos captar durante los minutos previos y posteriores al amanecer lo confirman. Muchas veces planifico llegar a los lugares que me interesan media hora antes de la salida del sol, lo que me da tiempo para preparar el equipo. Otras veces simplemente manejo o camino hasta el momento indicado y me detengo donde esté, la aleatoriedad también funciona.

Universo paralelo - En el Mar

 Continuar leyendo …