Nubes lenticulares en Chos Malal

En uno de los viajes al norte neuquino, transitábamos la ruta 40 al atardecer cuando nos encontramos con estas nubes lenticulares en Chos Malal. Son nubes que, al entrar en resonancia con las montañas el viento que las transporta, forman estas ondulaciones tan características en la zona. Muchas veces las vi en un horario en que la luz no era buena para fotografiarlas, pero esta vez el atardecer no nos falló.

En la primer imagen el sol estaba arriba del horizonte, e iluminaba con una luz suave pero todavía blanca. Nos encontrábamos al norte de la ciudad:

Nubes lenticulares en Chos Malal

Una vez que pasamos Chos Malal, el sol se escondió detrás del horizonte y la luz comenzó a reflejar tonos pasteles:

Nubes lenticulares del norte neuquino

Finalmente y con los últimos reflejos de luz, los púrpuras y magentas comenzaron a destacar junto a los rojos, minutos antes del crepúsculo:

Nubes lenticulares en un atardecer del norte neuquino

Muchas gracias por mirar.

Mariano

Hacia el sur profundo

Desde chico viajé hacia el sur profundo, y lo más profundo para mi siempre fue la estepa patagónica. Mi familia tenía ahí una estancia, perdida entre la inmensidad de cerros, mallines (humedales) y rebaños de ovejas. Era un lugar al que siempre quería ir, pero era algo que no dependía de mi sino de los ciclos económicos del negocio, principalmente la esquila y la señalada, la mayoría de las veces en diciembre o enero. Nunca pude ir con mi padre en invierno, cuando los caminos de tierra se cubrían con nieve o barro y era muy difícil llegar. Me hubiera gustado ir más seguido… Para mi significaba materializar las aventuras que imaginaba leyendo Julio Verne, Emilio Salgari, Ray Bradbury, Isaac Asimov y muchos más. Era libre de explorar los alrededores, andaba a caballo tanto como quisiera, cazaba liebres con los perros, ayudaba en las tareas de la estancia, e hice una conexión con la naturaleza que mi niñez en la ciudad no permitía. La crisis económica de los años 80 hizo que mi padre vendiera el campo, yo estaba al final de mi adolescencia y no lo lamenté mucho. Estuve muchos años alejado de la estepa pero siempre con la intención de regresar. Las decisiones conscientes e inconscientes que fui tomando como adulto me llevaron de regreso, y desde el año 2004 la visité asiduamente debido a mi trabajo como guía de pesca. Entonces, cuando tuve que elegir un lugar para mi primer viaje en este blog, no dudé que sea éste.

El itinerario tiene unos 480 km, 55% en caminos de tierra y el resto sobre asfalto. Me llevó dos días completos. Lo inicié y lo terminé en Piedra del Aguila, un pequeño pueblo donde tengo una casa para mi estadía en las temporadas de pesca. (del 1 de Noviembre al 31 de Mayo en Argentina). Ver el itinerario en Google Maps.

Mi primer parada fue a pronto de comenzar, en el pueblo fantasma que quedó de la construcción de la represa de Piedra del Aguila. Fue establecido en 1982 y abandonado en 1993, dejando atrás calles pavimentadas, árboles y diversas construcciones.

El centro del pueblo fantasma - Hacia el sur profundo.

 Continuar leyendo …

Pages: 1 2 3