En el Mar – Parte I: Las Grutas

En este viaje visité Las Grutas, un lugar que significó mucho para mí en la adolescencia por muchos motivos:

  • La sensación de absoluta libertad que sentí por primera vez en mi vida, cuando me permitieron recorrer junto con mis amigos todos los lugares que quisiéramos. No era más un chico.
  • Mi primer novia en aquel verano del 86.
  • La certeza que mis primos eran como mis hermanos, a pesar de las aparentes diferencias irreconciliables que tenían nuestros padres.
  • Fui a mi primer concierto de música a ver Soda Stereo, una banda que pocos años después sería famosísima en toda América Latina.
  • La magia de experimentar el mar no sólo desde la playa, sino también buceando y navegando, caminando por lugares muy alejados y completamente salvajes. Como el poema de Jorge Luis Borges.

Levantarse temprano rinde mucho en la fotografía, la luz fantástica que podemos captar durante los minutos previos y posteriores al amanecer lo confirman. Muchas veces planifico llegar a los lugares que me interesan media hora antes de la salida del sol, lo que me da tiempo para preparar el equipo. Otras veces simplemente manejo o camino hasta el momento indicado y me detengo donde esté, la aleatoriedad también funciona.

Universo paralelo - En el Mar

 Continuar leyendo …

Hacia el sur profundo

Desde chico viajé hacia el sur profundo, y lo más profundo para mi siempre fue la estepa patagónica. Mi familia tenía ahí una estancia, perdida entre la inmensidad de cerros, mallines (humedales) y rebaños de ovejas. Era un lugar al que siempre quería ir, pero era algo que no dependía de mi sino de los ciclos económicos del negocio, principalmente la esquila y la señalada, la mayoría de las veces en diciembre o enero. Nunca pude ir con mi padre en invierno, cuando los caminos de tierra se cubrían con nieve o barro y era muy difícil llegar. Me hubiera gustado ir más seguido… Para mi significaba materializar las aventuras que imaginaba leyendo Julio Verne, Emilio Salgari, Ray Bradbury, Isaac Asimov y muchos más. Era libre de explorar los alrededores, andaba a caballo tanto como quisiera, cazaba liebres con los perros, ayudaba en las tareas de la estancia, e hice una conexión con la naturaleza que mi niñez en la ciudad no permitía. La crisis económica de los años 80 hizo que mi padre vendiera el campo, yo estaba al final de mi adolescencia y no lo lamenté mucho. Estuve muchos años alejado de la estepa pero siempre con la intención de regresar. Las decisiones conscientes e inconscientes que fui tomando como adulto me llevaron de regreso, y desde el año 2004 la visité asiduamente debido a mi trabajo como guía de pesca. Entonces, cuando tuve que elegir un lugar para mi primer viaje en este blog, no dudé que sea éste.

El itinerario tiene unos 480 km, 55% en caminos de tierra y el resto sobre asfalto. Me llevó dos días completos. Lo inicié y lo terminé en Piedra del Aguila, un pequeño pueblo donde tengo una casa para mi estadía en las temporadas de pesca. (del 1 de Noviembre al 31 de Mayo en Argentina). Ver el itinerario en Google Maps.

Mi primer parada fue a pronto de comenzar, en el pueblo fantasma que quedó de la construcción de la represa de Piedra del Aguila. Fue establecido en 1982 y abandonado en 1993, dejando atrás calles pavimentadas, árboles y diversas construcciones.

El centro del pueblo fantasma - Hacia el sur profundo.

 Continuar leyendo …

Pages: 1 2 3