Vía Láctea en La Mar Grande

Luego de pasar el día en San Antonio Este y presenciar el atardecer en Punta Perdices, sólo quedó esperar a que llegara la noche y la Vía Láctea se mostrara casi vertical sobre el mar. Mi intención era fotografiar la Vía Láctea en La Mar Grande, una playa cerca de Punta Villarino desde donde podría verse directamente sobre el agua y sin luces artificiales de por medio.

Había previsto la ubicación utilizando la aplicación PhotoPills. La noche plena o crepúsculo astronómico llegaría a las 19:36. Íbamos a tener también luz reflejada por la luna, que estaba en cuarto creciente e iluminaría tenuemente la escena.

Pocos minutos después del anochecer pudimos ver la Vía Láctea extenderse maravillosamente sobre la superficie marina. Ocupaba una gran parte del firmamento, y tuve que sacar dos imágenes que luego uniría en una sola a través de Lightroom:

Vía Láctea en La Mar Grande

 Continuar leyendo …

Bomberos y espinas en SAE

Siempre es bueno recorrer un lugar con alguien que vive ahí y que conozca los recovecos que lo hacen especial. Tengo la suerte de contar con amigos por toda la Patagonia, y uno de ellos es el Pulpo o Narciso Llahi (pero casi nadie lo conoce por su nombre), nacido y criado en SAO/Las Grutas. Lo conozco desde los años 80, cuando en Las Grutas confluíamos de toda la provincia de Río Negro para pasar los mejores veranos de nuestra adolescencia.

Acelerando a la actualidad, era domingo y su idea fue ir a la zona del puerto de San Antonio Este. Almorzamos mariscos en una de las fondas del pueblo y luego buscamos lugares para fotografiar el atardecer. Al pasar por Saco Viejo encontramos gente que nos hacía señas desesperadamente desde la playa, y al acudir nos dimos cuenta del motivo de su desesperación: una camioneta 4×4 nuevísima estaba siendo tapada por la marea que terminaba de subir:

Rescate en Saco Viejo. Bomberos y espinas en SAE

 Continuar leyendo …

Nubes de un amanecer marino

Durante la última Navidad viajé a Las Grutas con mis amigos, fue un viaje donde (como siempre) aproveché para conseguir la mayor cantidad de fotos posible. En la publicación anterior, Una noche buena, mostré fotos de la luna llena sobre Las Coloradas y contaba que a continuación nos encontraríamos con el resto del grupo en el bar de la Quinta bajada. Las horas transcurrieron rápido y como estábamos muy cerca de la noche más corta del año, la claridad comenzó a mostrarse pronto en el horizonte. Eso nos animó a resistir el sueño para poder fotografiar el amanecer. Uno a uno los amigos se fueron yendo, pero los fotógrafos nos quedamos. Arriba nuestro comenzaron a mostrarse lo que serían las nubes de un amanecer marino hermoso.

Los colores habían comenzado a encenderse varios minutos antes de la salida del sol cuando esta nube solitaria se recortó sobre el cielo, apenas iluminada por las primeras luces:

Nube de un amanecer grutense

 Continuar leyendo …