En el campo de rocas

El Calafate tiene un entorno muy diverso, con mucho para recorrer y descubrir. Tenía ganas de dar una vuelta en bici y mi amigo Pablo, guía local, me llevó a un circuito que luego de cruzar el cañadón del arroyo Calafate, transita la estepa entre caminos de tierra y senderos hacia el Este. Al regreso me llamó la atención un campo de rocas que se forma al pie del Cerro Calafate. Desde la ciudad no se ve bien, pero de cerca resaltan los enormes bloques de rocas que han ido cayendo desde el cerro a lo largo de miles de años luego de las glaciaciones. En este lugar se practica escalada en bloque o bouldering.

Al día siguiente visitamos a Martín, un amigo y ex guardaparque que vive relativamente cerca del lugar, y entre cerveza y cerveza decidimos hacer una caminata para sacar unas fotos. Las horas de luz solar son prolongadas en diciembre, y llegamos ahí pasadas las 21 horas… La vista de la ciudad, Bahía Redonda y el Lago Argentino era espectacular en esa hora de sombras largas:

Campo de rocas

Hay una mayor cantidad de rocas mirando hacia el lado del cerro:

Al pie del Cerro Calafate

Y otras cuantas mirando hacia el Este:

Atardecer en el campo de rocas

Esta foto me la sacó Pablo, y no, no estoy haciendo ningún tipo de danza o ceremonia, simplemente tapando con mi mano los reflejos del sol en el lente. Sino hiciera eso disminuye considerablemente el contraste y aparecen destellos de luz en la imagen. También se aprecia mejor el tamaño de las rocas comparadas con una persona:

Sacando fotos en el campo de rocas

Nos quedamos un buen tiempo ahí. Daba gusto experimentar la tranquilidad de la tarde en ese paisaje tan sorprendente, además de la charla con amigos. Un buen rato luego que bajó el sol, ya estábamos de regreso en nuestras casas.

Muchas gracias por mirar.

Mariano