Donde nace el Neuquén

Llegamos cerca de Manzano Amargo la noche del 25 de diciembre, en medio de una tormenta de aguanieve y mucho frío.Paramos sobre la costa del río Neuquén, cerca de Manzano Amargo, en un lugar que nadie más visitaría mientras permanecimos ahí.

A partir del día siguiente sería totalmente distinto: saldría el sol y el tiempo sería espectacular durante el resto de la estadía.

Decidimos ir hacia la laguna Varvarco Tapia, siguiendo un sinuoso camino que tiene además muchos vados.

El río Neuquén corre encajonado entre los cerros:

Alto río Neuquén

 Continuar leyendo …

Otra tormenta

Atravesé tormentas en mi vida. Durante mucho tiempo fue mayor el intervalo que me pasé dentro de ellas que las calmas que sobrevenían.

Aprendí a soportarlas y algunas veces me lancé con decisión a buscarlas. Y hasta llegué a disfrutarlas.

A cierta edad, averiado de la vida comencé a encontrar un equilibrio, y cada vez podía elegir mejor si rodearlas o atravesarlas.

Aún así todavía me sorprenden.

A las puertas de la Cordillera del Viento, durante el 25 de diciembre pasado, otra tormenta volvió a hacerlo:

Otra tormenta

 Continuar leyendo …

Una noche buena

Verano en Las Grutas. Habíamos tenido la cena de Nochebuena con mis amigos. El cielo nocturno lucía despejado y con la luna llena a pleno, y que no se repetiría en Navidad hasta el año 2034. Una noche buena para hacer unas fotos en la playa de Las Coloradas o Piedras Coloradas. Como conté en la publicación anterior, fuimos con Ken hasta la playa.

Recordaba mientras nos acercábamos al mar que ese trayecto era apenas una huella en mal estado en los años 80. Hoy el camino y la urbanización continúa muchos kilómetros más allá.

La marea estaba bajando y teníamos casi toda la playa a nuestra disposición. No había viento y la temperatura era ideal. La luz reflejada por la luna impregnaba el paisaje y nos permitía ver los detalles del suelo a simple vista:

Luna llena Las Coloradas y Las Grutas. Una noche buena.
 Continuar leyendo …