Amanece frente al volcán Calbuco

Puerto Varas, Chile. Amanece frente al volcán Calbuco meses después de su última erupción, que fue totalmente sorpresiva y tuvo consecuencias a cientos de kilómetros a la redonda por la acumulación de las cenizas que emitió. En esa oportunidad me encontraba en Piedra del Aguila y fui testigo de cómo el día se convertía en noche.

El Calbuco es el cuarto volcán más peligroso en la lista que elabora Sernageomin, el servicio de geología chileno. Sin embargo este día lo muestra cubierto de nieve y apasible, emitiendo una nube de vapor. En primer plano el poblado de Alerce, donde el humo de la calefacción de las viviendas filtra los rayos solares:

Amanece frente al volcán Calbuco

A poca distancia se encuentra el volcán Osorno, de aspecto majestuoso. También es un volcán considerado peligroso, y su última erupción ocurrió en el año 1835:

Amanecer en el volcán Osorno

Ambos volcanes tienen erupciones explosivas, que según explica el libro Volcanes, de Eduardo Jorge Llambías, se producen por la gran concentración de gases en el magma. Estas explosiones fragmentan el magma en pequeñas partículas de vidrio que componen la ceniza que a su vez es expulsada a varios kilómetros de altura en la atmósfera terrestre.

La gran belleza del paisaje esconde esa amenaza latente, pero las personas hemos aprendido a convivir con ese entorno paradisíaco la mayoría de las veces e infernal unas pocas.

Muchas gracias por mirar.

Mariano