Desde chico viajé hacia el sur profundo, y lo más profundo para mi siempre fue la estepa patagónica. Mi familia tenía ahí una estancia, perdida entre la inmensidad de cerros, mallines (humedales) y rebaños de ovejas. Era un lugar al que siempre quería ir, pero era algo que no dependía de mi...