La boca del Limay

Llegué a Bariloche inesperadamente, luego de un viaje fallido para pescar salmones en Puerto Varas. Le pedí a mi amigo Claudio «Negro» Díaz que fuéramos a sacar fotos del atardecer y él sugirió ir al lago Nahuel Huapi en la naciente del río Limay, que debido a la falta de lluvias está muchísimo más bajo que su nivel habitual y se puede ver fuera del agua la «barda» del Limay, una formación natural de rocas que normalmente está sumergida. La boca del Limay es un lugar famoso para los pescadores con mosca, porque ahí se pueden pescar truchas enormes, entonces hacen todo tipo de malabares para subirse a la barda y poder lograr mejores lanzamientos a la espera del pique de sus vidas. Pero en este caso fue sorprendente verla totalmente expuesta, muy fácil de acceder y caminar. El Nahuel escurría apenas por un costado, formando una pequeña caída de agua que me pareció maravillosa para fotografiar a una velocidad lenta de exposición, con la ciudad de Bariloche, recién encendiendo sus luces, al fondo:

Atardecer otoñal en Bariloche. La boca del Limay.

En esta imagen se puede ver mejor la extensión de las rocas. Si el lago estuviera en un nivel normal, las personas que están en la foto estarían con el agua hasta la cintura:

Pescadores en la barda del Limay

Recuerdo que durante la crisis energética de los años 80 durante el gobierno de Raúl Alfonsín, con cortes de electricidad permanentes sumados a la escasez de lluvias, a algunas mentes trasnochadas se les ocurrió dinamitar esas rocas para que se vacíe más rápido el lago Nahuel Huapi y aporte caudal a las represas aguas abajo. Por suerte no pasó de una idea loca.

Muchas gracias por mirar.

Mariano