Tormenta primaveral en la 237

Se me hacía tarde pero tuve que parar. El atardecer y la tormenta eran abrumadores. No importaban los rayos que caían regularmente, estos momentos no se repiten a menudo. Atardecer, ruta, colores, tormenta, arco iris, desierto… La vida puede ser bella.
Ráfagas de aire cálido y húmedo me envolvían y se mezclaban con otras más frías, la lluvia era inminente por el choque de dos masas de aire que avanzaban en sentidos opuestos. Tuve que refugiarme atrás de la camioneta para mantener estable la cámara y sacar la foto.

Iba viajando cerca de El Chocón por la ruta 237 camino a Bariloche, para buscar en el aeropuerto a mi hermana Malena y desde ahí iniciar un viaje por la ruta 40 con destino final en El Calafate, provincia de Santa Cruz.

Les dejo este instante de la tormenta primaveral en la 237:

Tormenta primaveral en la 237, cerca de El Chocón

Gracias por mirar.

Mariano

El paisaje desde Paso Córdoba

En el Alto Valle del Río Negro tenemos lugares agrestes muy al alcance de la mano. Está bueno para escapar rápidamente del estrés que pueda generar por ejemplo transitar la ruta 22, una de las más peligrosas del país y con obras de ampliación que parecen interminables.

Un sábado viajé a Cipolletti, y a la vuelta a Roca me desvié por caminos rurales. El día estaba parcialmente nublado, condiciones que me parecen especiales para conseguir buena luz cuando los rayos solares se filtran entre las nubes. Me llevé todo el equipo fotográfico y volví manejando muy tranquilo sin cruzarme casi a nadie, disfrutando el recorrido, apreciando las formas de los árboles desprovistos de hojas y la variedad de tonos pasteles que nos da el invierno.

Pero las nubes no me dieron muchas oportunidades hasta casi llegar al puente de Paso Córdoba (que se escribe con «b» y no «Córdova»), donde el contraste con el cielo azul hizo destacar estos álamos:

Alamos al atardecer en un camino rural

De a poco se dispersaron más y el sol comenzó a aparecer. Estaba cerca del puente sobre el río Negro y decidí acercarme a la zona de la Virgen Misionera, donde siguiendo un sendero que sube por la barranca, podemos tener una vista elevada del valle para ver el paisaje desde Paso Córdoba. Llegué al lugar y no había nadie más, me sentí afortunado y agradecido.
La luz iba cambiando todo el tiempo la forma como se veía el paisaje, creando distintas versiones del mismo a cada momento. En esta imagen se puede ver el Valle de la Luna Amarillo, un par de curvas del río y la zona de chacras:

Atardecer en el Valle de la Luna amarillo. El paisaje desde Paso Córdoba

Mirando un poco más a la derecha en dirección al sureste, pude captar el juego de sombras y luz proyectado en la caída de la meseta, lo que resaltaba su aspecto imponente:

Bardas en Paso Córdoba

Antes de descender me acerqué al borde del precipicio, en el sitio donde se hace rappel. Tuve que vencer mi temor a caer y estrellarme para sacar esta foto:

El Alto Valle al atardecer desde Paso Córdoba.

Al regreso a la base del barranco me sorprendió la intensidad de la luz roja de los últimos rayos del día. Creaban un marco especial en el santuario de la Virgen:

Virgen Misionera de Paso Córdoba. General Roca, Río Negro.

Unos pocos metros más allá noté una golondrina posada sobre la cruz. Habitualmente las veo volando y esto era algo fuera de lo común. Tenía puesto el zoom gran angular en mi cámara y sabía dos cosas: que la golondrina iba a volar en cualquier momento y no tenía tiempo para cambiar por el teleobjetivo. Me acerqué lentamente, saqué una foto y no voló, otra y tampoco. Estaba fuera de sus cabales esta ave. Me acerqué mucho antes que vuele y pude sacar esta última foto que me dejó conforme:

Golondrina en la cruz de Paso Córdoba.

En ese mismo momento se estaba desarrollando la escena a continuación. El viento había dispersado la gran cantidad de nubes y el sol las iluminaba. En el primer plano aparecen jarillas y una construcción abandonada, que al estar pintada de blanco recibía luz que reflejaba la gran pared vertical del barranco cercano:

Atardecer en Paso Córdoba. General Roca, Río Negro

Seguí avanzando y una vez al lado de la casita abandonada estaba este cielo en todo su esplendor mientras el sol se ponía en el horizonte:

Cielo patagónico al atardecer. General Roca, Río Negro.

Con el viento en aumento y el frío que empezaba a pasar a través de mi abrigo, me metí en la camioneta y emprendí el regreso a casa, ansioso por pasar a la computadora las fotos y ver el resultado de hoy.

Muchas gracias por leer.

Mariano

Fotos nocturnas en el valle de la luna rojo

Hace una semana teníamos el final de la luna llena y el inicio del cuarto menguante, entonces me surgió la idea de hacer algunas fotos nocturnas en el valle de la luna rojo. La tarde previa al día del padre lo habíamos caminado bastante con mi hija, alejados de los lugares donde la mayoría de las personas van. Qué hermosa formación natural, con barrancas, ondulaciones, cañadones y varios tonos de colores en su tierra arcillosa.
El tiempo no ayudaba porque hubo muchas noches en que el cielo estaba completamente nublado. Finalmente la noche del lunes 16/06/2014, a pesar que el pronóstico anunciaba nubes, estuvo despejado. Lo llamé a mi amigo fotógrafo Néstor Pérez, noctámbulo habitual por su trabajo en el Diario Río Negro, para que me acompañe. Alrededor de la 01:00 am del martes estábamos en las bardas.
Una vez ahí dejamos el vehículo y empezamos a caminar siguiendo un antiguo cañadón, la luna ya estaba alta e iluminaba con claridad el paisaje, no necesitábamos linternas para ver por dónde pisábamos. Con la cámara al ras del suelo, registré la Vía Láctea sobre el cielo patagónico:

Fotos nocturnas en el valle de la luna rojo en General Roca, Río Negro.

Tuvimos que abrigarnos bien, la noche sin nubes dejaba caer todo el frío sobre nosotros. Con la ayuda de nuestros trípodes sacamos las fotos, pero al quedarnos quietos unos minutos nuestras manos comenzaban a congelarse.
Por suerte encontré este chañar, al que la luz de la luna le hacía resaltar su corteza verde:

Chañar iluminado por la luna llena en Valle de la Luna Rojo.

Finalmente llegamos a un promontorio que se eleva por sobre el nivel del valle y resalta su amplitud, desde donde se adivinan las luces de General Roca:
Fotos nocturnas en el valle de la luna rojo en General Roca, Río Negro.

Mirando en la dirección opuesta también se aprecia lo amplio de este valle. Le pedí a Néstor que se quedara inmóvil durante los 25 segundos que duró la exposición:

Fotos nocturnas en el valle de la luna rojo en General Roca, Río Negro.

Para los que les interesa la parte técnica, todas las imágenes fueron sacadas con la Olympus E-M1 y el zoom Panasonic 7-14mm f/4, ISO 1600 y exposiciones entre 24 y 35 segundos. Luego fueron editadas en Lightroom y Photoshop.

Tengo varias ideas en mente para seguir fotografiando los alrededores de Roca iluminados por la luna, aprovechando el invierno que me resulta una época ideal.

Muchas gracias por leer.

Mariano