Domingo en Bariloche. Había un evento astronómico importante en ciernes: la Luna se aproximaba a uno de sus puntos más cercanos a la Tierra. Y las nubes insistían en seguir cubriendo todo el cielo… El pronóstico para el día siguiente no cambiaba mucho, y no quería perderme la última...